Saltar al contenido principal

Preguntas y respuestas con los Whitakers

Marzo 2, 2022 Ali Pfeiffer
Foto de Odile y Bob Whitaker (Whitaker Endowment)

Robert y Odile Whitaker son los fundadores de la Fondo de Becas Dotado de Whitaker, una beca otorgada a uno o más estudiantes de la Facultad de Negocios con preferencia para aquellos en su tercer o cuarto año y con un GPA de 3.25 o superior. Robert, que se hace llamar Bob, es alumno de COB y miembro actual del College's Junta de Asesores. Tanto él como Odile han formado una estrecha relación con la universidad desde su graduación y se sentaron a compartir sus puntos de vista sobre por qué valoran participar.

¿Por qué decidió establecer la Beca Whitaker en la Facultad de Negocios? 

Odile:  Bob y yo nos casamos cuando éramos muy jóvenes, 22 y 21 años. El dinero escaseaba y teníamos que ir a la escuela y, a veces, trabajar en dos trabajos para poder sobrevivir. ¡Tenemos gratos recuerdos de ir al supermercado con nuestra calculadora! Trabajamos muy duro, pero en ocasiones no fue suficiente. Pero también tuvimos la suerte una o dos veces de contar con el apoyo de nuestras familias cuando los tiempos eran muy difíciles. No todos tienen esta oportunidad hoy. Queremos ayudar a otros en lo que podamos.  

Teníamos muchas ganas de devolver. Para nosotros, la educación no solo ha sido importante en nuestras vidas, sino que creemos que es algo fundamental para apoyar en nuestro país. Establecimos nuestra beca en la Facultad de Negocios para apoyar la educación y retribuir a la escuela que le dio a Bob un gran comienzo en su carrera. 

Chelín:  La Facultad de Negocios no solo tiene excelentes e innovadores programas académicos, sino que también trabaja incansablemente para ayudar a los estudiantes y la gente de la ciudad. Desde programas de divulgación para estudiantes de secundaria en el área de Louisville hasta ayudar a nuevos empresarios y empresarios, la Facultad de Negocios es más que una escuela; es un sistema de apoyo para toda la comunidad.  

Bob, ¿cómo fue tu experiencia al graduarte de la UofL? ¿Cómo se forjó su trayectoria profesional?

Chelín: Decidí primero obtener un MBA. En muchas de mis clases, llegábamos a un punto en el tema, y ​​los profesores decían: “No vamos más allá, eso es para las clases de MBA”. Me encontré queriendo ir más lejos en mis estudios. Y, por supuesto, tener un MBA conduciría en última instancia a un mayor potencial de ingresos. Entonces, al graduarme, fui a obtener mi MBA.

Labrarse una carrera profesional es una experiencia única para todos. Para mí, fue la voluntad de ayudar cada vez que surgía un problema, cuestión o proyecto, y trabajar duro. Tampoco tuve problemas para ser un jugador de equipo, probar un nuevo rol o nuevos desafíos y pensar fuera de la caja. Eso me permitió ampliar continuamente mi función, lo que inevitablemente me llevó al siguiente puesto.   

Se unió a DHL en 2004. ¿Cuál era su función entonces y cuál es su título ahora? ¿De qué se siente más orgulloso hasta ahora durante su mandato en DHL?

Chelín: Empecé como director sénior de tesorería y ahora mi título es vicepresidente sénior de finanzas corporativas. No solo administro las finanzas corporativas para la región de las Américas, sino que también soy el presidente del comité de beneficios que administra nuestros programas de beneficios para empleados y sirvo como fideicomisario en varios planes de pensiones de Teamster.

El proyecto del que estoy más orgulloso no es el proyecto con el mayor impacto para la empresa, sino para nuestros trabajadores y, en general, para los trabajadores estadounidenses. Como quizás no sepa, muchos de los fondos de pensiones sindicales en los EE. UU. estaban al borde del colapso, lo que habría resultado en que más de un millón de personas perdieran su pensión, miles de empresas quebraran y decenas de miles de empleos perdidos. Con el visto bueno de mi empresa, me puse en contacto con la competencia y los sindicatos para diseñar estrategias sobre cómo salvar las pensiones. Me uní a varias coaliciones, escribí a nuestros empleados instándolos a contactar al Congreso y fui a Washington varias veces para reunirme con el Congreso para aprobar legislación para hacer cambios estructurales que permitirían salvar las pensiones. A principios de 2021 el Congreso aprobó la legislación necesaria que permita la supervivencia de pensiones, empresas y empleos. El impacto en nuestros empleados y en el país en general fue tremendo, y este es, con mucho, el logro del que estoy más orgulloso.

¿Qué legado espera dejar con la Facultad de Negocios? 

Chelín: Hace unos años, conocí a Dean Mooradian, quien compartió su visión de la escuela y me preguntó si podía unirme a su junta asesora. Me apasionaba el futuro de la Facultad de Negocios y estaba emocionado de expandir mi conexión con la escuela. Si bien las contribuciones monetarias son esenciales, creo que es igualmente importante contribuir con su tiempo y experiencia. Ha sido un gran privilegio y placer haber podido contribuir a una institución de primera clase y realmente espero que podamos continuar apoyando a la Universidad de cualquier manera posible.  

Chinese (Simplified)EnglishGermanHindiRussianSpanish